Lo que no se puede medir, no se puede mejorar, y para medir necesitamos unidades y valores de referencia que nos permitan realizar comparaciones. Eso es lo que nos van a aportar las dimensiones y las métricas.

En mi último post de esta serie hablamos de la selección de KPIs para tus objetivos de negocio. Esta selección no es sencilla si no tienes una cierta base de las métricas y dimensiones más habituales, incluso aunque tengas muy claros los objetivos que quieres medir.

Puede parecer algo banal a priori pero en cuanto te enfrentes a la creación de tus primeros informes, comprobarás que no todos los valores se pueden combinar libremente. Lo más habitual es que las dimensiones se organicen por filas y las métricas por columnas.

¿Qué son las Dimensiones?

Las dimensiones son atributos o cualidades de los datos que estamos recogiendo en nuestro programa de análisis y que nos permiten conocer una característica de los mismos. Por ejemplo, la dimensión «País» hace referencia al origen desde el que se conecta un usuario de tu web.

Las posibilidades son enormes, tantas como necesidades tengas de clasificar los datos en tu proyecto. De hecho la mayoría de aplicaciones de seguimiento de clics (clickstream) para analítica web permiten crear tus propias dimensiones personalizadas.

Sin embargo ya disfrutas de partida de un buen número de ellas, como por ejemplo: Tipo de dispositivo, Navegador, Ciudad, Idioma, Fuente, Páginas de inicio y de salida, Término de búsqueda,…

Entonces… ¿las dimensiones no pueden ser resultados numéricos?

Normalmente las dimensiones no son valores numéricos aunque hay excepciones. Por ejemplo, la dimensión «tamaño del navegador» clasificará a los usuarios por el tamaño de la ventana de navegación (1420×800, 360×560, 410×760, etc).

Otro ejemplo de este tipo sería la dimensión «Sesiones para la transacción», que agrupa a los usuarios que han convertido en tu sitio en función del número de sesiones que hayan necesitado hasta dicha conversión: 1, 2, 3, etc.

Este es precisamente otro concepto fundamental en analítica, las sesiones.

¿Qué es una sesión?

Una sesión es un conjunto de interacciones que un usuario realiza en tu web en un periodo tiempo determinado. Este periodo se define desde que entra por primera vez hasta que lo abandona o hasta permanece más de 30’ inactivo.

Por ejemplo, una sesión comienza cuando un usuario accede a tu web y finaliza cuando:

  1. Abandona el sitio web y vuelve a través de otra fuente de campaña (por ejemplo primero por búsqueda orgánica y segundo por un anuncio).
  2. Permanece inactivo durante más de 30’.
  3. Ha pasado la medianoche.

Aquí tienes algunos ejemplos de sesiones y como se cierran en diferentes casos: https://support.google.com/analytics/answer/2731565?hl=es-419

Las sesiones son un elemento de referencia fundamental para muchas dimensiones y métricas como irás viendo en los próximos capítulos.

¿Qué son las Métricas?

Las métricas son dimensiones cuantitativas, elementos individuales de una dimensión, y por tanto siempre son un valor de tipo numérico (también porcentual).

Probablemente la métrica más conocida (y sobrevalorada, todo sea dicho) sea la de «visitas» de un sitio web. Vamos a detenernos un momento aquí para tratar de aclarar este concepto.

En el punto anterior hemos hablado de las sesiones. Estas se interpretan formalmente como visitas pero no deben confundirse ni con usuarios ni con vistas.

Sesiones, usuarios, vistas… bufff

No te preocupes, lo vemos con un caso sencillo.

Por ejemplo, 10 usuarios únicos pueden entrar en nuestra web una por la mañana y otra por la tarde. Así habremos recogido 20 sesiones o visitas distintas (10 mañana + 10 tarde). Si cada uno de ellos ha navegado por 2 páginas de nuestro sitio en cada sesión, tendremos:

  • 10 usuarios
  • 20 sesiones (visitas)
  • 40 vistas (o páginas vistas)

Como ves, las 3 son métricas que se pueden confundir pero sus valores son radicalmente distintos.

Algunas otras métricas que pueden sonarte y que veremos más adelante son: % de rebote, tiempo de permanencia en página, nº de conversiones, unidades vendidas, usuarios nuevos, usuarios recurrentes, etc.

Es importante que como analistas tengamos la mente abierta para definir todas las métricas o dimensiones que sean útiles para nuestro negocio. Es muy importante saber cuáles nos ofrece la herramienta con la que estamos trabajando pero siempre hay que partir de las que necesitamos y luego ya veremos cómo las conseguimos.

Aquí puedes ver una lista de todas las dimensiones y métricas disponibles en Google Analytics: https://ga-dev-tools.appspot.com/dimensions-metrics-explorer/?hl=es

Como habrás estado pensando durante todo este capítulo, los KPIs del post anterior no son más que métricas y dimensiones. A veces puede que requieran cierto procesamiento (quizás nuestra herramienta de analítica no los entregue en el formato que más nos interesa) pero por suerte, hoy en día contamos con herramientas complementarias como Google Data Studio que nos van a permitir mostrarlos cómo deseemos y facilitar su análisis.

En nuestro curso de Google Analytics 4 encontrarás una completa descripción de las métricas y dimensiones más importantes en las lecciones sobre los informes de Adquisición, Interacción, Monetización, Retención y Usuario.

Propuesta de ejercicio

Os invito a completar este ejercicio para repasar este tema:

Imagina que para tu negocio es interesante conocer la siguiente información de las visitas que recibe tu web: ¿Cuántas sesiones recibimos de cada ciudad? ¿Cuál es el tiempo medio de permanencia de sus usuarios respectivamente? ¿Qué páginas son las más vistas?

Define ahora qué aspectos de los anteriores se definen mediante métricas y cuáles mediante dimensiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.