Tu web está llena de oportunidades SEO como optimizar el rendimiento de las consultas de búsqueda que te traen usuarios desde Google. Además de las keywords más evidentes, hay unas decenas de palabras clave que disparan resultados que apuntan a tu sitio y que tienen un potencial de mejora enorme. En este post voy a ayudarte a identificarlas.

Google Search Console es una herramienta muy útil para descubrir la relación entre tu web y el buscador. Con ella puedes conocer qué consultas de búsqueda o palabras clave están mostrando resultados de tu sitio y algunas métricas relacionadas tremendamente interesantes.

Para ver los datos relativos a estos aspectos tienes a tu disposición en Search Console el informe Rendimiento > Resultados de búsqueda, donde se despliega todo lo que necesitas para empezar a trabajar.

Por ejemplo, puedes conocer:

  • Impresiones: la cantidad de veces que se muestra un resultado de tu web para esa consulta.
  • Clics: la cantidad de veces que algún usuario hace clic en un resultado de tu web para esa consulta.
  • CTR: la tasa entre clics e impresiones, en tanto por ciento (debes marcar la casilla para activar su muestra). Representa la calidad de los snippets que se generan para cada resultado.
  • Posición: la posición media en el ranking del resultado de tu web para esa consulta (en este caso también debes marcar la casilla para activar su muestra). Está determinada por la calidad del contenido de la página de destino en tu sitio (el típico SEO on site).

Aunque no entraré en este artículo en otros aspectos, también hay un conjunto de dimensiones a las que no deberías perder de vista: las páginas enlazadas por los resultados analizados, la segmentación por países y por dispositivos, los tipos específicos de resultados de búsqueda y las fechas, para agrupar los datos por días. Bien jugosas, como puedes imaginarte.

¿Cómo puedo sacar más partido a las keywords secundarias de mi sitio?

Si dedicas unos minutos a jugar con estás métricas, que puedes ordenar y filtrar para modificar la tabla de resultados, empezarás a darte cuenta del increíble potencial SEO que reflejan. Al final del artículo te dejo un vídeo con una demo que puede inspirarte en tu investigación. Mientras tanto, aquí tienes algunas sugerencias de filtrado y visualización de oportunidades de mejora para tu SEO.

Consultas con buena posición y CTR

Puedes empezar por ordenar los resultados por impresiones. Con esto obtendrás las consultas más golosas y podrás empezar a trabajar con aquellas que te parezcan más llamativas.

Las que tengan buena posición (top 3, por ejemplo) y un CTR alto, no deberías tocarlas demasiado. Normalmente requieren mucho esfuerzo para conseguir un gran cambio. Aunque esto dependerá de cada caso y de lo competido que esté el nicho.

Consultas bien posicionadas y CTR mejorable

A continuación te recomiendo filtrar las oportunidades para consultas bien posicionadas (ranking alto) y un CTR medio o bajo (ordena por esta métrica).

Así obtendrás las consultas que devuelven resultados en primera página donde puedes trabajar el snippet (el resultado en el buscador) para mejorar la tasa de clics. Esto traerá más tráfico a tu sitio y mejorará el posicionamiento del resultado, como un interesante efecto secundario.

La estrategia de optimización de este caso consiste en potenciar el snippet con textos con una llamada a la acción más eficiente, bien alineada con la consulta de búsqueda.

Si trabajas con WordPress, los plugins para SEO más habituales te permiten ver un previo del snippet donde podrás evaluar su capacidad de atracción de clics. Ahí está la clave.

Recuerda que el snippet es una promesa de lo que el usuario se va a encontrar en tu sitio. No debes mentirle, pues una decepción puede provocar que el visitante insatisfecho vuelva a la lista de resultados de Google generando un rebote. Esto es detectado por Google y, si se repite con frecuencia, puede provocar un descenso en el ranking del resultado afectado.

Consultas en 2ª página y buen CTR

En tercer lugar te invito a filtrar aquellas oportunidades que obtienen un ranking bajo (por debajo de la décima posición) y un buen CTR. Ordénalas por posición, de más alta a más baja.

Estarás viendo así las consultas que están a punto de entrar en primera página. Un pequeño esfuerzo en el contenido de la página puede tener un impacto porcentual muy grande en su rendimiento.

Este es el caso clásico donde la estrategia de optimización está enfocada a mejorar el contenido enlazado (tu página de destino). Trabaja el texto, los encabezados, etiquetados de imágenes, slugs y frecuencia del uso de keywords y variantes todo lo que puedas. Cualquier guía clásica de SEO onsite te ayudará en este caso.

Una buena campaña de linkbuilding también supondrá un empuje interesante.

Consultas mal posicionadas y con CTR bajo

En último lugar podrías filtrar las consultas con un posicionamiento y CTR deficiente. Serán todas aquellas consultas a partir de la segunda página de resultados con un CTR cercano a cero. Ordénalas por volumen de impresiones.

Esta tabla resultante puede ser un auténtico cajón de sastre. Debes evaluar aquellas consultas más vinculadas con tu público objetivo para ver dónde merece la pena picar piedra. Este tipo de resultados requerirán trabajar tanto su CTR como el contenido de la página de destino.

Observarás que hay muchas palabras que no son relevantes para tu proyecto. Olvídate de ellas y céntrate en aquellas que puedan atraerte a usuarios con potencial de conversión (en función del objetivo de tu sitio). Escoge las que que mejor relación ofrezcan entre su número de impresiones y la vinculación con tu core de negocio.


Por cierto, los informes de Google Search Console pueden conectarse con Google Analytics 4, para integrar el potencial de ambas herramientas. Te recomiendo encarecidamente echarle un vistazo a nuestro curso de GA4 y aprender a sacarle todo el potencial a la herramienta para convertirte en un ninja de la analítica aplicada al SEO.


Whaaaaat? Menudo follón con tanto filtro ¿no?

Sé que estos procesos de filtrado son un poco complejos si no estás acostumbrado a trabajar con tablas. Por eso te invito a echarle un vistazo a esta charla que impartí en WordCamp Irun, gracias al apoyo de la empresa de hosting Raiola Networks. Se trata de una demo con un caso real de una de mis webs.

Por si necesitas apoyarte en los apuntes, puedes ver las diapositivas de la presentación.

Te dejo también la plantilla de Google Data Studio y este documento oficial de ayuda del equipo de búsqueda de Google.

Además, te invito a descubrir más técnicas avanzadas como esta en mi libro «Negocios Online – Data driven marketing», donde te enseño a aplicar técnicas de analítica digital al crecimiento de negocios online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.